Si eres o fuiste un alumno de la Universidad del Sagrado Corazón, seguramente te habrás topado con alguno de estos personajes en los pasillos o salones de clases:

  1. Las perio-divas

Uno las identifica a lo lejos porque huelen a body splash de Victoria´s Secret. Son las que llegan a todas las clases maquilladísimas, bien vestidas y con carteras gigantes de las que siempre cuelga un potecito de hand-sanitizer. No leen ni escriben, solo estudian Periodismo porque quieren salir frente a cámaras. En redes sociales se adjudican el título de “periodistas” sin saber redactar ni una entrada y cuando les toca cubrir eventos se sacan fotos a ellas mismas.

 

2. Los bailarines/Dance Team

Ellos andan siempre en grupitos. Todo el tiempo están escuchando música sin audífonos y con el volumen al máximo, mostrándose entre ellos videos de bailes de Beyonce desde el celular, o intercambiando bochinches sobre otros grupos de Juventud Vibra o algún otro talent show. Se la pasan haciendo piruetas en los pasillos como si la universidad fuera High School Musical.

 

3. Los fotógrafos

No importa la hora ni el lugar, los estudiantes de fotografía andan siempre con la cámara colgando del cuello presumiéndola como si fuera una medalla olímpica. Se usan entre ellos como modelos y le ponen su watermark hasta a las fotos de sus familiares que nadie nunca les querría robar. Suben todas sus tareas a Instagram.

 

4-Embajadores de la IUPI 

La embajada del teatro de la UPR de Río Piedras en Sagrado se encuentra específicamente en el área de los banquitos cruzando de Barat a la biblioteca. Ahí están los seres de las chancletas y los pelos revueltos. Les sale humo por la boca y no precisamente porque haga frío. Si conversas un minuto con ellos es probable que escuches palabras como “sistema”, “revolución” o alguna frase de Calle 13. Van a las protestas porque coleccionan selfies con la policía de fondo.

 

5. Los ruidos–digo, los de Teatro. 

Dicen que les gusta actuar pero realmente lo que les gusta es exagerar y ser el centro de atención en todos los salones. No conversan entre ellos, se gritan de una esquina a la otra. Dramatizan hasta cuando tienen que dar presentaciones orales y nunca se combinan la ropa. Le sacan fotos a los cafés y a las páginas de los libros que dicen que leen. Se reúnen para pensar cuál va a ser la próxima obra famosa que van a copiar.

 

6-Los deportistas

Cuenta la leyenda que en algún momento del semestre los atletas universitarios usan ropa casual en vez de sus uniformes. Sus bultos enormes son prácticamente una extensión de su cuerpo y no les da vergüenza andar por la vida en chancletas con medias puestas. Suelen colarse en la fila de la cafetería y pagan la comida con esos cupones que les dan con la beca.

 

7. Los que van a la biblioteca a estudiar de anatomía

Por $40 se puede conseguir un cuarto de motel por unas horas pero algunos prefieren pagar $4,000 de matrícula por semestre y aprovechar los pasillos entre las estanterías de la biblioteca para los mismos propósitos.

 

8. Los que usan la capilla. 

Son prácticamente una comuna. Trabajan de voluntarios en Pastoral, estudian en Pastoral, comen en Pastoral, viven en Pastoral. Tienen sobredosis de modales y siempre te saludan -aunque no te conozcan ni quieras hablarles- con esa sonrisa que parece forzada y da hasta miedo. Siempre hay uno con una guitarra. Hacen cultos y misas en los gazebos que se escuchan hasta la biblioteca.

 

9. Los del Consejo de Estudiantes

Uno sabe quiénes son porque usan camisas con las insignias de Sagrado pero lo que no se sabe es qué es lo que realmente hacen, además de poner mensajitos positivos, subir fotos a la página de Facebook y dar cara en los eventos de la universidad.

 

9.Los de las Asociaciones Estudiantiles

La mayoría son los mismos del Consejo de Estudiantes. Insoportablemente intensos. Mandan correos electrónicos que nadie quiere leer, convocan a actividades a las que nadie quiere ir, venden hot-dogs y pizzas frías que nadie quiere comprar. Cuando veas las mesitas de reclutamiento aléjate lo antes posible y no hagas contacto visual.

 

 

 

Advertisements