Las palmadas de aproximadamente 60 personas acompañaban el ritmo de la canción “Waiting on the World to Change” que sonaba desde el escenario donde 12 músicos daban inicio al concierto tributo a John Mayer realizado el sábado pasado en La Respuesta, Santurce.

El evento comenzó luego de casi dos horas de retraso pero a la gente no pareció molestarle la espera; quizá por la costumbre ya asumida de que en suelo boricua nada nunca empieza a la hora anunciada y, además, porque el ambiente del club nocturno santurcino se prestaba al disfrute y la distensión.

Por un lado, la barra que hacía de punto de encuentro y anunciaba en la pizarra del menú una oferta tentadora: el vaso de whisky a 4 dólares. A unos pasos, un puesto de comida para quienes quisieran complacer al paladar con mofongo, tripleta o una hamburguesa, y en la esquina derecha del local varias mesas donde se exponían artesanías y accesorios para la venta.

Dieron las 11:00 p.m. y abrió el telón por primera vez. En la pared posterior del escenario se podía leer “John Mayer” en letras hechas con papel justo debajo de la bandera puertorriqueña que colgaba desde el techo en vertical. Una guitarra, una maleta y un velador adornaban la simple escenografía.

Antes de empezar el repertorio en homenaje al cantautor estadounidense, la artista local Tanicha López subió a la tarima acompañada por el beatboxer Edgar García Cruz para presentar un poco de su material original, el cual fue muy bien recibido por el público a juzgar por los gritos eufóricos y los aplausos en aprobación.

Los siguientes en protagonizar la escena fueron los integrantes de la banda de indie folk Amapola, con Andrea Melina Cruz detrás del micrófono principal, dos coristas debutantes y Rafa Rivera en la guitarra. La agrupación aprovechó la oportunidad para anunciar su participación en el segundo festival gratuito “Todo Acústico” que se celebrará el próximo 11 de septiembre en el Parque Luis Muñoz Marín y reunirá a músicos de Puerto Rico, República Dominicana, México, Argentina y Cuba.

Tanisha López volvió a aparecer sobre las tablas, esta vez para ponerle voz a las letras de Mayer junto con Jessica Stewart y Braulio Antonio Ríos, también vocalistas. En las guitarras, Willian Suárez y Jonatan Piñeyro; Héctor Flores y Kevin Cruz hacían sonar los bajos; Victor Charriez con su trombón, Carlos Abdiel Hernández Rivera con su trompeta; Jeren Guzman Rivera en la percusión, Yadiel Omir sentado al piano y Fernando Luis Rivera, baterista y organizador del proyecto.

“(John Mayer) Es un gran artista que apela al público en general, sobre todo al de esta generación. Musicalmente es retante y único; un genio”, comentó Willian Suárez sobre el porqué del tributo, quien a la vez pertenece a Misa ´E Gallo, banda emergente que viene cosechando éxito no solo en la Isla, sino también en ciudades como Miami y Nueva York, donde se presentaron hace apenas unos meses. “Mayer es tremendo guitarrista, personalmente he aprendido con su música, me ha influenciado su estilo y lo admiro desde hace años”, agregó Suárez antes de unirse a sus colegas arriba del escenario.

Durante el primer set del recital se escucharon clásicos del ícono de Bridgeport como “I Don´t Trust Myself (With Loving You)”, “Heartbreak Warfare” y “Your Body is a Wonderland”, propiciando esta última una atmósfera romántica que dio el contexto perfecto para que varios novios se animaran a bailar pegados.

Luego de 7 canciones corridas, las cortinas se cerraron nuevamente por un intervalo de 30 minutos. Los asistentes aprovecharon la pausa musical para comer, usar los baños unisex y reponer los vasos plásticos que para esas alturas solo tenían agua de hielo derretido del trago anterior.

Comenzó el segundo set y, a pesar de que el cantautor homenajeado sacó su último disco en el 2013, el recorrido sonoro hizo parada en sus etapas de gloria anteriores tocando “Belief”, “Clarity”, “Stop This Train”, entre otros temas que le han hecho ganarse su lugar en la cultura popular. Como era de esperar, “Gravity” fue el clímax de la noche y todos los presentes la cantaron a viva voz de principio a fin.

Asomando ya las primeras horas de la madrugada del domingo, la docena de músicos cerró la presentación con “I Don´t Need No Doctor”, dejando al público satisfecho. “Me encantó, tocaron todas las (canciones) que quería escuchar y lo hicieron súper bien”, asintió Natalie Mirabal, una de las fanáticas de John Mayer que se dio cita en La Respuesta y que, al igual que la mayoría de los que fueron allí a escuchar pop rock, planeaba seguir la juerga en La Placita de Santurce bailando al ritmo del reguetón.

Y a ti, ¿la música de qué artista te gustaría escuchar en un próximo concierto tributo? Cuéntanos en los comentarios. 

Advertisements